domingo, 28 de diciembre de 2008

Columnas de Luis González de Alba en MILENIO

La que sigue es la última columna del año 2008 en MILENIO Diario, del escritor Luis González de Alba (http://www.luisgonzalezdealba.com/) quién además de escribir novelas y artículos de opinión social-económica y cultural, escribe divulgación científica con un estilo desenfadado y atractivo. Interesante su lectura, les invito a explorarlo.

Feliz 2009!

2008 fue un gran año en ciencia

Domingo, 28 Diciembre, 2008
A 25 años del descubrimiento del VIH, el virus que produce el sida, podemos afirmar que nunca supimos tanto de un organismo tan pequeño. Las últimas noticias, publicadas en Cell Press de enero por la Escuela de Medicina de Harvard, muestran un inesperado talón de Aquiles del virus. Al VIH le bastan nueve genes que codifican 15 proteínas. Ese mínimo equipo genético es su mayor debilidad, pues debe tomar diversas proteínas humanas que no puede producir. Esas proteínas “podrían representar poderosas metas terapéuticas”, señala la nota de Harvard en línea.
El equipo de investigadores ha identificado 273 proteínas humanas necesarias para que el VIH logre propagarse, señala Science Express del 10 de enero. Los hallazgos parecen resolver problemas enfrentados en la creación de una vacuna. La alta variabilidad de la cubierta del virus es uno de los mayores: se enmascara con moléculas de azúcar y así evita el ataque de los anticuerpos lanzados por las defensas corporales.
El nuevo estudio revela cómo el virus distrae el ataque inmune. El conocimiento de piezas clave en la membrana viral hará posibles terapias que permitan a los anticuerpos alcanzar el virus e impedir su fusión con la célula humana. El talón de Aquiles del virus está expuesto y resulta ideal para diseñar vacunas.
CuánticaEl viernes 29 de febrero, la revista Science dedicó una sección especial al extraño y maravilloso mundo de la física cuántica, la física del átomo y de sus componentes: ¿gases cuánticos?, ¿sólidos cuánticos, cristales, que se comportan como líquidos cuánticos? Todo ello con muy próximas aplicaciones industriales, pero ¿cuántos físicos tenemos que nos puedan explicar qué es eso? Serán los pilares de un futuro que ya llegó.
Por lo pronto, podemos conformarnos con la presentación hecha por Ian Osborne y Robert Coontz, titulada “Quantum Wonderland”. En breve, dicen que, como Alicia en su país de las maravillas, los físicos también tienen acceso a dos mundos: el clásico y el cuántico. En éste, los componentes de la materia dan origen a estados que no vemos en el mundo clásico. Allí las cosas se vuelven tan raras que es posible que “los objetos puedan estar en múltiples lugares a la vez”.
Los efectos cuánticos se usarán para construir chips de computadora con eficiencia ahora ni siquiera imaginable. La propiedad del mundo subatómico llamada “enlace”, por la que dos partículas separadas pueden afectarse una a la otra de forma instantánea, sin importar la distancia a que se encuentren, es uno de los efectos cuánticos con aplicaciones más asombrosas, desde la computación a la teleportación de objetos.
Superconducción“Si pudieran existir superconductores a temperatura ambiente, la crisis mundial de energía estaría resuelta”, afirma X.H. Chen del Laboratorio Nacional Hefei para Física en Microescala de la Universidad de Ciencia y Tecnología en Anhui, China.
Investigadores de la Universidad Johns Hopkins en China han logrado importantes avances en el área de los recién descubiertos superconductores basados en hierro.
¿Y qué es un superconductor? Es un material que transporta corriente eléctrica sin fricción alguna. Como todos hemos constatado, los equipos eléctricos se calientan, a veces tanto que sus sistemas de seguridad los apagan. Ocurre así porque los circuitos eléctricos generan calor al oponer resistencia al paso de la electricidad. Hasta llamamos “resistencia” a un alambre enrollado que se calienta al rojo blanco y usamos como hornilla eléctrica.
Pero en un material superconductor la corriente eléctrica puede fluir por siempre en un circuito eléctrico. Usted enciende su compu, entra con eso electricidad, la desconecta … y la electricidad sigue girando allí por los siglos de los siglos. Pensemos en una fábrica, un alto horno para producir acero, y ocurre lo mismo: el horno, una vez cargados sus circuitos eléctricos, jamás vuelve a consumir electricidad, nomás la recircula.
HidrógenoEn el universo no hay combustible más abundante que el hidrógeno, el más sencillo de los elementos, con un solo electrón por átomo, la expresión básica de la materia. Es un gas explosivo: perfecto para motores que se llaman, precisamente, de explosión, o de combustión interna.
Los motores ya existen y mueven autos que corren en pistas de prueba. Presentaban un problema serio: si una gasolinera es riesgosa, más lo será una surtidora de hidrógeno. Pero tenemos hidrógeno abundante en una molécula cuya fórmula todos conocemos y no estalla: H2O, agua. El agua simple tiene dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno en cada molécula. Un tanque lleno de agua es dos tercios de hidrógeno. El estallido de hidrógeno no produce gases residuales como ocurre con la gasolina, un compuesto de estructura con hidrógeno y carbono, de ahí el nombre hidro/carburos. Empleando hidrógeno del agua, lo único que sobra es oxígeno: autos que oxigenan la atmósfera. Eso.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Just want to say what a great blog you got here!
I've been around for quite a lot of time, but finally decided to show my appreciation of your work!

Thumbs up, and keep it going!

Cheers
Christian, iwspo.net