lunes, 19 de abril de 2010

APOYA EL CONACYT AL CENTRO MARIO MOLINA EN ESTUDIO SOBRE SUSTENTABILIDAD ENERGÉTICA EN EL PAÍS

Se busca impactar en la creación de políticas públicas que fomenten el crecimiento económico sustentable de baja intensidad de carbono

  • El proyecto incluye 5 estudios regionales, además de propuestas sectoriales para edificaciones, transporte y educación sustentables
  • Se invertirán en la iniciativa 50 millones de pesos otorgados por la Cámara de Diputados

México, D.F. a 15 de abril de 2010.- La Cámara de Diputados, a través del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), otorgó al Centro Mario Molina 50 millones de pesos para que realice un proyecto en el que se analizará la dinámica económica, social, urbana, energética y ambiental de las principales regiones productivas del país, además de un estudio de los sectores del transporte y la construcción, con el fin de transitar aceleradamente hacia un desarrollo sustentable y de baja intensidad de carbono en el 2020.

México es una de las 15 economías más importantes del mundo que requieren de una sólida estrategia de desarrollo sustentable a nivel regional para impulsar el crecimiento adecuado de sus ciudades y las actividades productivas y de servicios, utilizando eficientemente la energía y protegiendo al ambiente. El estudio regional se enfocará en cinco áreas que representan el 50 por ciento del consumo energético nacional, contienen el 62 por ciento de la población y representan el 60 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB): el Golfo de California, el Golfo de México, la Península de Yucatán, la región sur del país y la conurbación del centro.

En cada una se analizarán aspectos urbano-ambientales, socioeconómicos, atmosféricos, hidrológicos; uso, demanda y reservas de energía y la vulnerabilidad ante el cambio climático. Con ello, se realizará un diagnóstico de la zona y se definirán estrategias de sustentabilidad, con escenarios realistas de crecimiento económico y poblacional.

Asimismo, se realizarán estudios sectoriales enfocados al sector transporte y de la construcción, toda vez que están directamente asociados al consumo energético, a la emisión de contaminantes y gases de efecto invernadero. El objetivo es impactar en el diseño de políticas públicas y de normas para que, en el corto plazo, se puedan introducir nuevos diseños materiales, combustibles, sistemas y equipos que disminuyan los consumos de energía y el impacto ambiental de sus productos.


El doctor Mario Molina y el maestro Juan Carlo Romero Hicks, director del CONACYT.

Otro aspecto que contempla el proyecto, es la educación y difusión sobre el cambio climático. El Centro Mario Molina desarrollará material didáctico para distintas audiencias: niños, maestros, tomadores de decisiones y periodistas.

Durante la reunión donde se formalizó la entrega de recursos, el Dr. Mario Molina, Premio Nobel de Química, dijo que México ya se comprometió ante el mundo a reducir sus emisiones contaminantes, por lo que el desarrollo de este proyecto catalizará el comienzo de un cambio profundo en el país.

“Actualmente enfrentamos problemas serios en el planeta. La limitación de los recursos naturales es evidente. La comunidad científica que estudia este problema concuerda en el serio riesgo de enfrentarnos a cambios irreversibles en el planeta que representarán un grave problema para las generaciones futuras si no actuamos inmediatamente.”

Molina-Pasquel aseguró que la gente aún no toma conciencia de la necesidad de este cambio, pues no se ha hecho lo conducente por adoptar el uso de energías alternativas. Como ejemplo, dijo que México, por su ubicación geográfica, puede ser un potencial generador de energía solar. No obstante, nuestro país ha perdido competitividad en este contexto global y mantiene un rezago social y tecnológico injustificable.



Mario Molina-Pasquel.