viernes, 29 de octubre de 2010

Reconocen aportaciones de investigadores mexicanos en el área de alimentos


En sus más de tres décadas de historia, el Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos, iniciativa conjunta del Conacyt y Coca-Cola, ha reconocido el logro y desempeño de más de 900 científicos e investigadores que además de aportar importantes beneficios a la industria alimentaria, son de gran valor dentro de los procesos de producción, industrialización y exportación de productos mexicanos en el mundo.
Este año, al conmemorar su XXXIV edición, el certamen otorgó 485 mil pesos en premios, repartidos en sus tres categorías (Estudiantil, Ciencia y Tecnología) y la distinción del Premio Nacional al Mérito, otorgado a la doctora Gloria Dávila Ortiz, del Instituto Politécnico Nacional, quien a lo largo de 46 años ha participado de manera activa en la docencia, preparación y formación de recursos humanos en el área.Los proyectos reconocidos en esta ocasión proponen diversas estrategias capaces de contribuir a impulsar la comercialización del chile habanero; crear materia prima para la elaboración de envases antioxidantes, biodegradables de origen natural y alargar la vida de anaquel de frutos como el melón para disminuir pérdidas económicas a los productores.
Aunque también hubo otras investigaciones merecedoras de mención honorífica por parte del jurado, entre las que destacaron aquella que busca combatir el cáncer de colon con el frijol común; otra sobre cómo evitar el riesgo de ingerir residuos de antibióticos en la leche, y una más en torno a la creación de bebidas a base de frijol con propiedades antihipertensivas.
El Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos es una iniciativa conjunta del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y la Industria Mexicana de Coca-Cola. Al respecto se pronunciaron las dos instancias.
Para Brian Smith, presidente de Coca-Cola de México “estos trabajos de investigación tienen un papel fundamental en el desarrollo y crecimiento del país, desde nuestro ámbito de influencia y como parte de nuestro compromiso social, queremos incentivar el trabajo científico en beneficio de un país mejor y más competitivo en esta era global. Quiero agradecer especialmente al Conacyt por el continuo apoyo, cada año, a este Premio y a los proyectos presentados en el mismo”.En tanto, el maestro Juan Carlos Romero Hicks, titular del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y Presidente Honorario del Jurado Calificador del Premio, comentó que con este certamen se constató “la calidad científica y el avance de los estudios en alimentos y bebidas que se realizan en el país. Quienes formamos parte del Jurado, nos sentimos orgullosos de participar con en el Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos, pues estamos siendo testigos del gran potencial creativo que hay en nuestro país y del esfuerzo de quienes dedican su vida a la investigación y desarrollo tecnológico en esta noble área del conocimiento”.
La ceremonia del Premio Nacional de Ciencia y Tecnología en Alimentos se realizó el pasado 6 de octubre en el Auditorio Jaime Torres Bodet, del Museo Nacional de Antropología, en la ciudad de México. (Agencia ID)