jueves, 23 de agosto de 2007

Académico de la UDLA crea pantano artificial para eliminar concentraciones bajas de contaminación en aguas residuales

Cholula, Puebla a 19 de agosto de 2007.- El doctor René Reyes Mazzoco, profesor del Departamento de Ingeniería Química y Alimentos y coordinador de la Maestría en Ingeniería Química de la Universidad de las Américas Puebla (UDLA), junto con un grupo de estudiantes de licenciatura y maestría, diseñó y construyó un pantano artificial para la Empacadora San Marcos el cual permite eliminar concentraciones bajas de contaminación en sus aguas residuales.
En entrevista, el doctor Reyes Mazzoco recordó que con esta empresa, que se ubica en Nopalucan, Puebla, realizaron el diseño, construcción y operación de una planta para la depuración del agua residual, con capacidad de 25 litros por segundo.
“Ya se consolidó el tratamiento primario que retira el material sólido del agua residual y el tratamiento anaerobio y aerobio que retira la contaminación disuelta, ahora buscamos el tratamiento terciario para retirar concentraciones más bajas, y una de las primeras opciones fue explorar un pantano artificial”, explicó el doctor Reyes Mazzoco.
El investigador de la UDLA refirió que realizaron estudios previos para utilizar materiales de la región que pudieran dar mejores resultados de los que pueden ofrecer pantanos desarrollados en otras partes del mundo. Por ello decidieron utilizar tezontle (piedra roja y porosa) para aumentar la posibilidad del contacto del agua y el crecimiento biológico que se le adhiere; asimismo, plantaron tules en un área de 200 metros cuadrados. La construcción del pantano concluyó a principios de año y en este momento las plantas ya crecieron a una altura de 2 metros, lo que significa que está dando resultado.
“Las raíces de las plantas absorben ciertos materiales selectivamente, que son contaminación en el agua, pero nutrientes para la planta, y en la piedra ocurren otros procesos microbiológicos que siguen degradando la contaminación por el simple choque, de esta manera funciona un pantano natural”, puntualizó el académico.
Finalmente, el doctor René Reyes informó que la Empacadora San Marcos invirtió 350 mil pesos para la construcción del pantano, el cual permite que el agua residual que genera la empresa esté ubicada en la categoría de reuso autorizado. De la norma NOM-Semarnat-002, que es el cumplimiento para conectar descargas a la red de alcantarillado, ahora la empresa cumple con la NOM-Semarnat-003 que cubre requisitos más estrictos y permite el uso del agua residual para riego de áreas verdes con y sin tránsito de personas, lo que significa que no hay amenaza de que se convierta en un foco infeccioso.

1 comentario:

Salvador dijo...

Muy interesante. Se utiliza la función de reciclaje de un pantano artificial.
Saludos.